“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

El parto cósmico



Nos encontramos en la antesala de un evento de proporciones Galácticas que solo sucede cada 25,625 años en este Sector de la Via Láctea.  Es por eso que decidimos estar aquí en este preciso momento de la historia Cósmica.  Decidimos estar aqui para auxiliar con nuestra Luz en el desarrollo del parto que nuestra Madre Tierra esta llevando a cabo, pues tú eres el experto en Partos Cósmicos.

Tendremos la oportunidad de experimentar, concientemente, un evento extraordinario como lo es nuestro propio nacimiento hacia una Dimensión de Consciencia más elevada que nos permitirá salir del Útero de nuestra Madre para incorporarnos a una nueva realidad, ahora, dentro del Útero de la que se convertirá en nuestra Nueva Madre "La Galaxia" y de esta forma continuar naciendo sucesivamente expandiendo a la vez este Bello Universo. Nos iremos transformando paso a paso desde la Materia hasta la Luz, nuestra esencia original.

Cada uno de nosotros tenemos una Misión que nos trajo a este Hermoso Planeta y que vamos a ir descubriendo individualmente para que en conjunto logremos cumplir con la Misión Colectiva que nos propusimos antes de venir aqui.  En la medida que nuestra Consciencia se expande iniciamos el recuerdo de esa Misión que fue "Traer la Luz y el Amor a esta parte del Universo e integrarnos plenamente conscientes de nuestro origen con nuestras Familias de Luz dentro de la Galaxia".
No venimos a acumular riquezas ni a apoderarnos y explotar el cuerpo de Nuestra Madre quien nos ha concebido en su bello vientre, sino a experimentar emociones que han enriquecido nuestras Almas y que nos han permitido el bello regalo de retornar a nuestro estado original "La Inocencia", La Consciencia Pura, La Consciencia Cósmica convertida en hombre, "El Cristo".
"El que no se haga como niño no entrará en el reino de los Cielos".
Volver a nuestro estado de inocencia es volver al estado de ese niño que siempre hemos sido y que no juzga, que no es orgulloso, que no segrega, que no se ofende, que no conoce el rencor, que es feliz en todo momento, que todo lo comparte, que ama sin condiciones, que se sorprende de todo lo que ve, que quiere ser como sus padres, que se siente poderoso, que sueña que vuela, que rie, que llora, que juega a ser un súper héroe, que habla y juega consigo mismo, que vive solo en el momento presente, que no tiene pasado ni futuro, que tiene un amigo interno y que no teme a la muerte porque ese concepto no existe para él.  Este es el estado de inocencia que no conoce la Mente Egoica, este es el estado de inocencia al que habremos de retornar mediante un trabajo, consciente e individual, de lucha interna donde identificamos a nuestro principal enemigo como "Nosotros Mismos".  Un campo de batalla donde no existen más oponentes que "Yo".
Es dentro de nosotros donde se habrá de librar la última y más feroz de las batallas contra la Mente Egoica que se ha apoderado de nuestro territorio interior.  La batalla no es contra nuestro Padres, Hermanos, Parejas, Socios, Amigos o Abogados en el exterior sino al interior de nosotros.  Una vez que logremos identificar al verdadero enemigo, muy pronto se convertirá en nuestro mejor aliado.
Ha llegado el desprendimiento del cordón umbilical que me ha mantenido atado a este mundo material y el cual, he de reconocer, me ha proporcionado el alimento sagrado de las emociones para que yo pudiera llegar a desarrollar la Consciencia Cósmica que ha iniciado a manifestarse dentro de mi.
Mi resurrección ha llegado junto con las contracciones de mi Madre que llegan con la Energía del Amor desde el Sol Central de la Galaxia y que marcan el final de mi tiempo de gestación y el principio de mi nacimiento como un Ser Cósmico que inicia su desarrollo en una nueva Dimensión de Consciencia.  Muero en la Tercer y Cuarta Dimensión y resucito en la Quinta Dimensión de Consciencia, "La Consciencia del Cristo".
¡Corta pues el Cordon Umbilical del Mundo Material y el Cristo en Ti Nacerá para elevarte al Reino de los Cielos, Tu Consciencia!.  Tu eres tu propio Partero...El Bebé ya esta asomando su Cabeza.
Ricardo González



María



La Flor de Mis Sueños


Una celebración ha de ser compartida.
Como he dicho en otras ocasiones, muchos son los llamados, pocos los elegidos, menos los calificados y muchos menos los que tienen la suerte de moverse hacia:
(Una Eternidad Consciente)

Espero, deseo y anhelo que este escrito producto de mi experimentación humana traiga esperanza, templanza, paciencia y confianza, a aquel que necesita el apoyo de una mano amiga y que desea un punto de referencia válido para proseguir su andadura sin desesperar en estos tiempos que vivimos.

Hoy 08 de agosto de 2011 se cumplen TRECE años de lo que fue para mí un grato y gozoso impacto con connotaciones ajenas, lejanas entonces desconocidas. Pero yo no sabía que había otro (TRECE) y más.

RESUMEN EXPLICATIVO A LA FOTOGRAFIA DE LA “FLOR”


Aunque todavía no lo creáis pero en este mundo de descreídos “en su propia valía”, sigue habiendo algo que nos trasciende, lo creáis o no y lo llaméis como lo llaméis no importa que le digáis Buda, Al·lah, Mazda, Dios o Inteligencia Consciente, como queráis pero está.

Algo por encima de nosotros y que no tiene nombre, porque le des el nombre que le des, va a ser tuyo, será para ti en exclusividad, y los que sean incrédulos ya les llegara el momento de creer en sí mismos y de re-lanzarse a la búsqueda de su propia felicidad en pro de una absoluta fidelidad a lo más elevado que puedan encontrar en sí mismos, pero que siempre vas a Ser Tú mismo y eso tiene su truco.

Hacia unos días que acababa de finalizar EL CAMINO DE SANTIAGO

Y por una de mis actividades deportivas, me encontraba en el aeródromo de Moià, “soy instructor de vuelo libre y ultraligero” y me quería dar un vuelito.

El día era más que claro, el cielo de un insolente color azul hacía que la percepción visual alcanzase de forma natural el tope del horizonte en la lejanía.

Las nubes brillaban allí donde estuviesen, pero no había ninguna en los 360º del horizonte al que yo tenía acceso a través de mis ojos.
Eran las 12:00h del medio día y (El amigo Lorenzo “el Sol”) ya empezaba a calentar, pues del suelo empezaba a emanar la típica vibración que hace reverberar el aire caliente en su elevación, (los voladores de Ala Delta, les llamamos “La Gasolina” y son las térmicas que usamos para enroscarnos a izquierda y derecha elevándonos como águilas inmensas y planeadoras en busca de una atalaya más alta desde donde planear a otra corriente elevadora y de esta forma viajar entre aires y corrientes únicas.

Mientras un amigo mío realizaba la practica aérea con su aparato, me puse a pasear fuera de pista sin rumbo, pasear por pasear, ensimismado en ese no pensar dejando que te embargue “la sensación del momento”.
De repente, como un pensamiento más y de forma natural y sencilla, siento una voz dentro de mí, que me indica, ¿qué te parece si coges unas flores, las pones en un vaso y las colocas encima del televisor? De esta manera pones una nota de color en ese comedor tan lóbrego que tienes en la casa. (Más adelante os daré explicación de todo en un nuevo escrito)
!Ah, si! Mira que bien, ¡buen lugar!, así más tarde (pensé yo como respuesta a la invitación), tendré unas flores en casa.

Me agacho ubicándolas con la mirada mientras hago el gesto de empezar a cortar una flor por aquí, otra por allá, cuando de nuevo aquella voz iniciadora del soliloquio, se vuelve a hacer presente en mí y me dice:
(Noooo, así no).
Levemente sorprendido, inquieto y un poco molesto con la vocecilla contesto ¿que no, qué?.
Las flores no las mates, no las cortes, “mira, me dice”, ¿qué no llevas una cámara fotográfica al cuello? (Hacia mas de cinco años que yo no hacia ninguna fotografía y por lo tanto no la usaba) ¡Ahhhh, Siiiii, digo!
Pues coges, le haces unas fotografías a las flores y de esta manera te llevas su color sin tener que cortar su vida.
¡Ah, bueno respondí convencido a la rara invitación, iniciando el gesto de enfocar y apretar el botón del obturador!
(Noooo, espera), me espeta con firme rapidez aquella incipientemente y cabreante vocecilla.

¿Qué espere que? No me has dicho que...
(Sí, me vuelve a decir la voz, pero sería mejor que se lo dijeras).
¿Qué le diga yo qué,,, a quién? Repito ya con una nota de enfado interior.
(Mira “vuelve la voz con tono reconciliador y pausado” las ibas a cortar, les ibas a matar, a quitarles “La Vida”, ¿No es mejor hacerles una fotografía?.
De esta manera tienes todo su colorido y no las separas de su medio, pero por favor... díselo).
¿Qué les diga que??? Tú estás loco, como es posible que le diga yo a unas florcillas que... ¡tu estas mal, chico!, dije.
(Tú díselo, afirma de forma suave y directa volviendo a tomar esa parte en mi pensamiento).
Y ahí estoy yo, enfocando, cuadrando y diciéndole una a una a las florcillas silvestres...
¡Mira, que te iba a cortar, pero que te tomo esta fotografía para que puedas seguir viviendo, de esta manera me prestas tu maravilloso color y yo te dejo vivir!, ¿vale? (Click, primera foto a una flor linda y campera).
El mismo dialogo, (Click, segunda foto a otra flor diferente también linda).
El mismo dialogo, (Click, tercera foto a otra diferente).
La cuarta, mismo dialogo, (Click, cuarta foto). Hale, ya está bien de fotos, me dedico a fotografiar a mi amigo en vuelo, otros paisajes hasta acabar el carrete (eran otros tiempos).
Al día siguiente a revelar las fotografías y al cabo de unas horas a recogerlas en papel.

Cuando las recogí, me quedé mudo, atónito, las fotografías eran bonitas, normales, las de las flores eran unas instantáneas de flores, con su color, su forma, su tallo, su enroque en tierra, sus piedritas, vaya, todo normal, pero la cuarta… ¡Vedlo vosotros mismos!

Clik para ampliar

Una sinfonía de azules envolvente y fusionada con la simple belleza de lo Divino.
Un tallo verde, un halo de misterio envuelve cada pétalo que ofrenda su etérea y brillante energía al que la contempla y de entre todos ellos se adivina la forma de un medio torso humano, un trozo de la cabeza, una parte del cuello y una parte del bíceps brazo que saliendo del pecho se eleva como ofrenda en entrega voluntaria y etérea.
Profunda luminosidad de total entrega, realiza una ampliación y observa, imprímela, regálala.

A partir de aquel día, hice copias y las fui regalando a amigos, conocidos y compañeros si alguien me pedía una copia mas grande, la encargaba y se la regalaba, nunca he cobrado por regalar algo (tan Bello).

Agradecido a la (Máter Natura), que me haya tratado así, he sido también agradecido con las personas que anhelantes me han solicitado su parte del regalo, aquí lo ofrezco públicamente en ofrenda a mis Guías, Seres Elevados.
Después, me he enterado de cómo ha ido la historia, pero ese tema entra de lleno con los pensamientos, sentimientos y percepciones que uno tiene de la Naturaleza y mis amigos Guías de Ella.

Tan solo como anécdota, esta flor parece ser que ha curado dos o tres casos de cáncer pues se puede cargar energéticamente y ceder después su energía, bueno, casi seria como para dar una charla informal acerca de esto, de otras muchas cosas que me han sucedido, de otras fotografías y vivencias personales al límite, que son verdaderas, ciertas y autenticas, aunque miradas desde un presente actual, verdaderamente creo que se han dado de una forma muy rocambolesca.

La rocambolesca Anécdota de después de LA FLOR.
Por circunstancias que ahora no vienen al caso, (¡Pero que han sido! Lo explicaré en otro escrito que venga al caso).

EL OTRO TRECE.
Mi actual esposa, Peruana de nacimiento pero de ascendencia Española, cuando aún ni teníamos ni la más remota intención de formalizar nuestra incipiente relación, (año 2005), se encontraba en Lima entregada a sus absorbentes quehaceres, cuando de entre uno de mis cotidianos escritos y llamadas, le remito
(LA FOTOGRAFIA DE LA FLOR).
No, no son frases rimbombantes en serio, solo lo explico con un mínimo de detalle para que sirvan a los que puedan leer y confiar en sus propios sentimientos e intuiciones y crecer en ellos, ¡yo lo he hecho!.

Eran las tres de la mañana, no recuerdo que día, pero si el 2005.
Me ha quedado grabado en el recuerdo que eran las tres de la mañana, no había oído ni a la rata que me despertaba en la madrugada, ni a su hijo, pero recuerdo vividamente el sonido estridente del timbre telefónico que me hace regresar de un onirismo etérico, a una realidad indeseada.
Su voz alterada, inquisitiva y emocionada me pregunta:
¿De dónde has sacado la FLOR DE MIS SUEÑOS?

¿Qué dices, que Flor? Pregunto totalmente traspuesto, adormilado y fastidiado.

Mi Flor, la Flor que me has mandado, esa Flor la estoy buscando desde que tenía TRECE AÑOS, desde el día que la soñé, la he dibujado en papel y desde entonces la busco, la sueño, sigo buscándola y soñándola y no la encuentro.

Contesto... La Flor es un regalo que me han entregado Mis Apus. Mis Amigos de arriba, El Cuidador de La Naturaleza y he realizado la fotografía aquí en España, y eso de que me dices que es tuya ¡ya me lo contarás! mañana te escribo y te lo explico...

Ella se encontraba alterada, sorprendida y confundida por haber sido descubierta en sus más íntimos deseos, ¿pero como es que tu tienes MI FLOR? Insiste en preguntar, oye, que mañana te explico, que aquí son las tres de la mañana y en Perú son las nueve de la noche, no te preocupes que mañana te cuento...

Pero es que yo nunca te lo he dicho, esa FLOR, la dibujé cuando yo tenia 13 años (2º TRECE) y desde entonces la estoy buscando en las Pampas, en los Jardines, en los Valles y en los Altos, en los libros en las láminas, nunca la he encontrado y ahora vienes tú y me la mandas en fotografía ¿cómo es eso?

Mira, que mañana te cuento, que no te preocupes, que te explico con detalle como tengo esa fotografía de LA FLOR.
Al día siguiente le realizo una explicación detallada de lo que podéis encontrar aquí.

Ahora viene lo bueno. (3er. TRECE)
El miércoles pasado, 06 de agosto de 2011.
Estábamos en casa, cuando (de repente me viene la idea) de ir a buscar de nuevo LA FLOR.
Nos metemos en el auto y... después de pasar como buenos chicos por delante de 23 radares en una carretera secundaria, llegamos al punto de destino, (Les Pulardes) un aeródromo en Moiá (Barcelona) dirigido y gestionado por mi buen amigo y antiguo compañero de vuelos, Pere Navarro.

Buscamos La Flor, seguimos buscando, rebuscamos..., re-que-te-buscamos y ¡Voilá!
A un lado del camino en un barranco, mi esposa encuentra un único espécimen de La Flor.
Embarrancada La Flor, a dos o tres metros del borde del camino, entre un laberinto de ramas, zarzas, ramas podridas y raíces aéreas, ella quería saltar sin conocer ni profundidad, ni base, ni suelo, ni pendiente., ni nada de nada.
Logré contenerla y explicarle la inestabilidad del terreno, la maleza, la altura, la profundidad, su composición y que si saltaba iba a quedar engullida sin posibilidad inmediata de rescate.
Convencida ella sin su propio convencimiento.
Saco la máquina de fotografiar, esta digital, electrónica y sin necesidad de posterior revelado y ¡Chuack! Una foto.

Clik para ampliar

¡Chuack!, Otra foto.

Clik para ampliar

No existe comparación entre ellas a pesar de ser la misma familia de flores, la primera ¡ya veis, abridla y gozadla, compartidla como vuestra!

La Segunda con una entrega de color, brillo y energía admirable, lo hace desde su balcón, su mirador privilegiado, tuve que usar el zoom debido a la lejanía, pero el resultado no deja de ser admirable, ¡por favor, acercarla en vuestro ordenador y gozad de ella.

La Tercera, al ser la misma FLOR que la segunda y ayudándome de una rama vieja y larga, la pude voltear un poco hacia mi dirección para poder realizar la fotografía con Zoom y con una orientación nueva de La Flor, y aún así, entrega su brillo de nuevo.

Amigos. Hermanos.
La Naturaleza, La Tierra, La Pacha Mama, Gea, Gaia, aún nos brinda su colaboración, su entrega.
Nos regala no solo su Vida mientras nosotros le arrancamos sus tesoros y secretos, nos Ama y nos hace entrega a través de esta continuidad de fotografía de ¡Su Espíritu!.

El 4º. TRECE.
Es que me lo dejaba en el tintero porque no le había visto ninguna relación con nada, pero... Me he Jubilado en Agosto. (Ya tocaba)

El 5º TRECE.
Recordemos que al parecer existe un 13º. Signo Zodiacal llamado Ophiucus, por el que empezaremos a transitar como la coletilla que somos en La Vía Láctea.

Un 6º TRECE
¿Habrá que registrar algún acontecimiento que se deba dar en 13-13-13?

RESUMEN:
Primer TRECE:
Primera Fotografía de LA FLOR, realizada en 08/08/1998 a las 12:00h, se enmarca en una belleza obscura.
(El darnos cuenta de la oscuridad que nos rodea indica una Luz por donde podemos aprestarnos a Salir)

Segundo TRECE:
Mi Esposa a los 13 años se le apareció La Flor en sueños, la había dibujado y desde entonces la soñaba y la buscaba sin encontrarla, hasta que apareció en su correo.

Tercer TRECE:
Segunda y Tercera Fotografías de LA FLOR.
Realizadas el 06/08/2011 a las 12:00h, se enmarcan en una Belleza clara y concreta.
(A mí me indica que, partiendo de claridades, parámetros conocidos y puntos de referencia válidos, podemos dirigirnos de forma natural y voluntaria hacia Su Propia LUZ, que no es ni más ni menos que la que brilla en el interior de cada uno de nosotros). ¡Por ello La FLOR, es también vuestra!

Cuarto TRECE:
El regalo hermoso de JUBILARME (En Agosto) y poder dedicarme sin impedimentos laborales a experimentar sensaciones y concretarlas para vosotros escribiéndolo.

Quinto TRECE:
Si recordamos, Ophiucus era el 13º. Signo del Zodiaco calculado por Babilonios y Persas.

Sexto TRECE:
¿Será este acontecimiento el 13-13-13?
¿No tenia que venir el planeta Ajenjo a visitarnos?
¿No era este el planeta de nuestros ingenieros creadores lagartos?
¿No sucederá este hecho en 2013?.
¿Sucederá algo impactante en 2013?
Si contamos como válido el 13/13/13, ¿Podría avisarnos de algo por acontecer en 13 de Enero de 2013?
¿La Profecía Maya se concreta en el 21/12/2012, o se alargará durante 23 días hasta el 13-13-13?
Hay que considerar que Babilonia fue el primer lugar de asentamiento Annunaki.
¿Sucederá algún acontecimiento cuando La TIERRA atraviese el sistema conocido como Ophiucus que era el Décimo-tercer signo Astrológico y por el que transitaremos cuando el Sol Central de La Galaxia toque de Pleno (LA TIERRA) en 2012-13
¿Le quieres poner tus propios contenidos?

CONCLUSIÓN.
Gracias Hermanos Elevados.
Gracias Hermanos mis hermanos Contemporáneos.
Gracias a todos los que leyendo este sencillo escrito, sienten que se empañan sus ojos y se les encoge el corazón pero que se les abre una rendija por la que la Luz se divisa y a la que pueden ir voluntariamente.
Gracias a todo aquel que puede ver un átomo de Esperanza, y se pone en movimiento con la Intención de poner en funcionamiento su conocimiento, para enderezar entuertos, legando a sus hijos, nietos y descendencia un lugar minimamente habitable en el que podamos elevar agradecidos una plegaria de agradecimiento.

07/08/2011 - 18h
Ramón Bello Cuadros (Ra.)

NOTA:
Si alguien tiene una información mejor para las fotografías, las concordancias, y todo lo que pueda ser una vista desde otra perspectiva, por favor no dude de comunicarlo haciendo el comentario correspondiente, de esta forma y a través de La FLOR, conectarás con una Esencia que te va a transmutar, como lo ha hecho conmigo.

Los que sabéis numerología posiblemente podréis añadir un poquito mas de Luz. ¡Gracias!
Claro que eso solo lo tenéis que hacer como un mero ejercicio de lo que puede significar para el Planeta. 

El árbol de los amigos.



Carta a un amigo

Has subido más peldaños que yo.

Ya no siento la dualidad y percibo que soy parte de TODO.

Que formo parte de la Fuente Divina. Bueno, eso mi alma siempre lo ha sabido. Eternamente he sentido, que esta vida no es real. 

Que mi función era la de ayudar, por dar a conocer eso que dentro de mi, me decía que nada era real. Por entender, por escudriñar, por saber... Sé que en mi interior siempre he sentido que yo no era, sino que era algo superior, algo mucho más grande que lo que mostraba mi espejo.

He respetado, he amado, he sido bondadosa. He errado muchas veces porque el agua brava de la 3 d me llevaba y no tenía resortes que me ayudaran. No tenía nada sólido donde agarrarme. O a lo que me agarraba era superficial e inestable... Ahora reconozco en que paso estoy.


¡¡¡ Vuelo, ya vuelo, vuelos bajitos y seguros, pero vuelo, lo siento. !!!


Maia era la crisálida que estaba dentro del capullo a punto de transformarse, tuve que ENFRENTARME mis miedos, inseguridades, enfrentarme a lo que creía que era yo y a la sociedad entera, para renacer como María.

 ¡¡¡ María es hermosa, es divina, es una maravilla.....estoy feliz por saber que SOY YO, semillita divina creando mi experiencia con toda la fuerza del poder absoluto que me da la energía que atrapo de la Fuente Divina que Soy. Me encomiendo a Ella, aunque ella SOY YO, SOMOS TODOS Y TODOS SOMOS UNO!!!. Eso lo siento, si bien, me faltan aleteos. 

Soy como los pajarillos que te conté... apreciando el vuelo,más sabiendo que cualquier ráfaga de aire me puede desequilibrar. Aunque no dudo que cuando suba y prospere y agarre fuerzas seré salvajemente LIBRE, TREMENDAMENTE MARAVILLOSA...  SERÉ PERFECTA.

María.


RESPUESTA



Te lo diría con mis palabras, pero recordé éstas - Juan salvador gaviota se ha "encontrado" y vuelve a ayudar a otras gaviotas y aquí una conversación que mantiene con Pedro Gaviota:

-Juan, ¿te acuerdas de lo que dijiste hace mucho tiempo acerca de amar lo suficiente a la Bandada como para volver a ella y ayudarla a aprender?

-Claro.

-No comprendo cómo te las arreglas para amar a una turba de pájaros que acaba de intentar matarte.

-¡Vamos, Pedro, no es eso lo que tú amas! Por cierto que no se debe amar el odio y el mal. Tienes que practicar y llegar a ver a la verdadera gaviota, ver el bien que hay en cada una, y ayudarlas a que lo vean en sí mismas. Eso es lo que quiero decir por amar. Es divertido, cuando le aprendes el truco. Recuerdo, por ejemplo, a cierto orgulloso pájaro, un tal Pedro Pablo Gaviota. Exilado reciente, listo para luchar hasta la muerte contra la Bandada, empezaba ya a construirse su propio y amargo infierno en los Lejanos Acantilados. Sin embargo, aquí lo tenemos ahora, construyendo su propio cielo, y guiando a toda la Bandada en la misma dirección.

Pedro miró a su instructor, y por un momento hubo miedo en sus ojos.

-¿Yo, guiando? ¿Qué quieres decir: yo guiando? Tú eres el instructor aquí. ¡Tú no puedes marcharte!

-¿Ah, no? ¿No piensas que hay acaso otras Bandadas, otros Pedros, que necesitan más a un instructor que ésta, que ya va camino de la luz?

-¿Yo? Juan, soy una simple gaviota, y tú eres...

-¿...el único Hijo de la Gran Gaviota, supongo? -Juan suspiró y miró hacia el mar-. Ya no me necesitas. Lo que necesitas es seguir encontrándote a ti mismo, un poco más cada día; a ese verdadero e ilimitado Pedro Gaviota. El es tu instructor. Tienes que comprenderle, y ponerlo en práctica.

De Juan Salvador Gaviota...

Un abrazo de....... una simple gaviota.




El árbol de los amigos


Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.



Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar y hay otras que apenas vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.


Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papa y nuestra amiga mama, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos
hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros y luego pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.


Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma y del corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz y lo que necesitamos sin que se lo pidamos.
A veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces nos hemos enamorado y tenemos un amigo enamorado. Ese amigo da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a
nuestros pies.


Más también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.


También hay amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra y aunque no los vemos seguido están siempre cerca en nuestro
corazón.


El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestras
vidas.


Cada persona que pasa en nuestra vida es única y siempre, siempre, deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor y salud, hoy y siempre.

Sin embargo, habrá también los que se llevarán mucho y, habrá de los que no nos dejaran casi nada. Esta es la situación en la que se comprueba que dos almas no se encuentran por casualidad.





Agradezco a todos mis amigos su compañía, su alegría, su respeto, su implicación, su entrega... soy afortunada por tenerlos....Me haceis crecer enormemente. GRACIAS. Besos, abrazos, ....Cada uno de vosotros sabeis...ya que en alguna ocasión os he dicho que: os quiero, que os amo y siempre que lo digo es sincero, sale de mi corazón.

Aunque ahora es tiempo de HERMANDAD y todos hemos de conseguir sentir: sentimientos todavía más hermosos que los que yo siento por mis amigos, ya que ahora SOMOS HERMANOS.

SOMOS UNO.

María

De la Oscuridad a la Luz


Quiero compartir con todos este relato que surgió, como casi todo, sin querer, sin buscarlo, con el deseo que aporte un poco de luz en la oscuridad.


En la tribu

Hace ya tanto tiempo que no recuerdo cómo empezó todo. Reminiscencias aún me quedan del instante en que comencé a percibir todo cuanto me rodeaba; mis manos palpaban cuanto alcanzaba; mis ojos se sorprendían ante el espectáculo que descubría sin cesar a mi alrededor; escuchaba sonidos incomprensibles por doquier; descubrí mi rostro al verme reflejado en el agua, era semejante al de otros seres que, como yo, vivíamos en una caverna. Nos protegíamos en ella no sólo de las inclemencias del tiempo, sino también de otros seres que caminaban posando sus cuatro patas sobre el suelo; descubrí el miedo gracias a ellos, pues contemplé cómo perseguían a uno de los nuestros y al alcanzarle, un grito desgarrador sentí en todo mi ser, que a lo largo de mi corta vida no conseguí olvidar. Le despedazaron como si de una hierba se tratase. Comprendimos que debíamos defendernos de las bestias que compartían con nosotros una naturaleza tan bella como cruel. Nos alimentábamos de los frutos que encontrábamos sin esfuerzo; otros seres, que no nos producían ningún temor, nos arrebataban, a veces, dichos frutos en medio de un juego que nos agradaba. Eran muy similares a nosotros salvo que todo su cuerpo estaba cubierto de un espeso vello.


Me sorprendían las intensas tormentas con su espectáculo de luz y sonido. Haciéndome sentir inmensamente pequeño, me abrazaba a cualquiera de mis congéneres cada vez que escuchaba el estruendo que producían; temblaba la tierra bajo mis pies. Una vez que acababa una tormenta salíamos de la caverna saltando y gritando de alegría. Una esfera de luz inmensa volvía a aparecer en el cielo azul, dejaba que su calor calentara mi cuerpo. Sentía una paz en mi pecho, que se extendía a todo mi ser, que no comprendía y sin embargo buscaba tanto o más que la mano de mi padre o mi madre, aunque he de destacar que para nosotros cualquiera ejercía el papel protector, pues aunque nuestra comunidad era pequeña, no más de treinta miembros, nos sentíamos como una unidad, una familia, era nuestra forma de sobrevivir en un ambiente hostil.

Hacía tiempo que nos habíamos establecido junto a un lago después que nuestro anterior asentamiento dejara de ofrecernos seguridad, pues un incendio provocado por un rayo quemó gran parte del entorno. Al parecer no fuimos los únicos que tomamos tal decisión, ya que otra tribu, pocos días más tarde de nuestra instalación junto al lago divisamos al otro lado de él. Aquella zona estaba menos poblada y temimos que antes o después acabarían acercándose. En realidad no sé por qué se generó tal temor, pues nunca antes habíamos tenido contacto con nadie de nuestra especie. ¿Instinto gregario, de supervivencia? Tal vez, el caso es que “algo” nos decía que debíamos estar en permanente alerta.

Una noche, dormitando al abrigo de las inclemencias del tiempo en nuestra caverna –así lo considerábamos ahora, como una posesión a defender ante cualquier ataque exterior–, fuimos brutalmente asaltados; gritos y golpes por doquier. Salimos despavoridos unos, y otros intentaron repeler el ataque. Mujeres y niños corriendo sin parar, algunos protegíamos la huida; éramos pacíficos y nunca tuvimos ocasión, anteriormente, de usar nada que hiciera daño a otras personas.
Al alba, lejos de nuestro hogar y habiendo dejado ocultos a los pocos que nos acompañaron en la escapada, tres jóvenes nos acercamos a la caverna. A una cierta distancia contemplamos con horror como habían apilado a los que no pudieron escapar, y alrededor, en una danza macabra bailaban y saltaban los que días atrás llegaron al lago. Nos estremecimos reteniendo un grito que nos hubiera delatado; nuestros ojos pudieron dejar desprender el dolor que nuestra alma era incapaz de asimilar. El futuro volvía a ser incierto, pero no había vuelta atrás.

Al comunicar a los supervivientes la masacre que vimos, tomamos la decisión de ir hacia el norte, muy lejos de la tierra que nos vio nacer. Pudimos haber atacado e intentar rescatar lo poco que habíamos perdido o morir en el intento, pero fuimos más sensatos y nuestro instinto nos decía que había que sobrevivir. Nuestras mentes no eran capaces de asimilar cómo un ser era capaz de tal crueldad. Si se hubieran acercado, hablado con nuestros ancianos, estoy seguro que no habría ocurrido nada irreparable.

Tres días y tres noches más tarde, agotados y siguiendo el curso descendente de un río, llegamos a una planicie donde unos animales, para nosotros desconocidos, pastaban plácidamente. No se inmutaron con nuestra llegada. Nos sentamos y en silencio, la decena de supervivientes, observábamos sus movimientos. Me acerqué con sigilo y tomé unos pocos tallos de los que se alimentaban. El cuerpo de estos animales era de un tamaño mayor que el nuestro, grandes cuernos y emitiendo un sonido semejante al trueno, consiguieron que saliera corriendo, no sin escuchar grandes carcajadas de algunos de los nuestros. Era el primer síntoma de recuperación que se manifestaba en la reducida tribu. Diez quedamos con vida: un anciano, seis jóvenes entre hombres y mujeres, y tres criaturas.
En mis manos, al observar con detenimiento los tallos, se deshacían, pues estaban prácticamente secos; unos granos salieron de unas pequeñas vainas. Llevé a mi boca unos pocos, estaban algo duros, apenas conseguía masticarlos. Se los mostré al resto y los dejamos en la hendidura de una pequeña roca. Agotados, junto a unos viejos troncos, nos dormimos…
Al amanecer, todo el suelo estaba cubierto de rocío, nuestros cuerpos también, aunque ello no nos preocupaba en absoluto, nuestros cuerpos eran robustos. Miré los granos abandonados sobre la roca, los toqué y estaban blandos debido a la humedad.
Los probé nuevamente y, ¡oh, sorpresa!, ahora, reblandecidos tenían un sabor agradable. Les pasé al resto de mis congéneres los granos, que acabaron con ellos en un santiamén. Decidimos llevarnos cuantos granos pudiéramos y continuar el viaje, siempre hacia el norte.
El terreno estaba cada vez más despejado, la alta vegetación había dado paso a una ligera hierba que apenas nos llegaba a las rodillas. Montes bajos a ambos lados del río que nos servía de guía. La esfera de luz en el cielo parecía tener más poder que en nuestro antiguo hábitat, cuando estaba en su cénit teníamos que parar y cobijarnos bajo algún árbol, de los pocos que encontrábamos.

Otro día más de marcha, y al atravesar un desfiladero nos encontramos una espesa vegetación. Nos adentramos en un valle, encontrándonos al poco tiempo ante unas extrañas piedras, con formas que nunca habíamos visto en la naturaleza. Junto a ellas, unas oquedades que nos podrían servir de refugio. Aunque la luz del día penetraba en ellas, no dejaban ver toda su dimensión. Nos metimos, tres de nosotros, no sé si los más valientes, o los más temerarios, en una de ellas. Hasta donde podíamos distinguir no parecía haber ningún peligro, ni siquiera había señal de vida de ningún animal en ella.
El día concluía, pero esta vez el astro pequeño que aparecía cada cierto tiempo en la noche, estaba con la misma silueta que su hermano mayor. Nos dio tranquilidad pues la oscuridad ahora no era tanta. Nuestra pequeña tribu, por fin, pudo descansar como siempre lo había hecho, dentro de la madre tierra. Además, el lugar nos transmitía cierta serenidad…

Los días pasaron, también algunas estaciones, varias épocas de lluvias y alguna sequía. Gracias a los granos que guardamos tiempo atrás, conseguimos tener un alimento casi perpetuo. Los niños, sin pretenderlo, enterraron unos pocos, era un juego más. Tiempo más tarde germinaron y, para nuestro asombro, nos encontramos que podíamos obtener una nutritiva comida además de la que nos ofrecían los árboles del lugar. Guardábamos los granos que generosamente nos proporcionaba la madre tierra varias veces al año.

Con los años nuestra tribu se hizo más grande. De nada carecíamos y nos sentíamos dichosos de existir. Ofrecíamos a los astros del cielo el calor que desprendían nuestras almas del mismo modo en que ellos nos lo daban noche y día. Era una ceremonia sencilla la que al acabar las lluvias establecimos sin
pretenderlo; nuestros ancestros eran recordados y, algo más, los sentíamos presentes en medio del círculo que todos formábamos. El fruto que la tierra nos daba, lo colocábamos ante nosotros y frente a ellos, simbolizados por una piedra redonda encontrada junto a las grandes rocas, como signo de generosidad y de un amor que brotaba de nuestros espíritus. El sonido de nuestros corazones era escuchado por todos los presentes como una música que nos llevaba más allá de las estrellas.

Extraños sueños surgían junto a las pesadillas que a veces me asediaban recordándome la masacre de mi gente. En estos sueños como si de un astro más se tratase, me veía sobrevolando el firmamento, acercándome a una esfera de un intenso color azul, era como el lago junto al que viví, pero inmensamente más extenso. El agua lo cubría casi por completo. En una gran extensión de tierra vi las extrañas piedras que ahora son nuestro hogar, tenían juntas un tamaño mayor,
parecían tocar el cielo. Y, junto a ellas, gentes con sus cuerpos cubiertos con extrañas vestiduras. Emitían sonidos incomprensibles para mí, pero algo en sus corazones me decía que tenían dificultades. Vociferaban como si fueran a estallar. Sentí, además, que el odio dominaba el ambiente, sus ojos lo reflejaban, eran como los que vi tiempo atrás… Al poco tiempo de contemplar dicho espectáculo, el fuego lo cubrió todo, miles de rayos parecían provenir de todas partes. Truenos, truenos y más truenos, después el silencio. Y el agua fue inundando todo. Mi visión se alejó del lugar y la esfera comenzó a dar vueltas de un modo más rápido, moviéndose el
agua agitadamente. Al cabo de un rato la calma pareció llegar y la esfera estaba girando en sentido contrario, ya nada estaba en su lugar, ni la tierra ni las aguas. Sabía sin comprender que lo que había contemplado era la tierra de mis ancestros. Y que nosotros la poblamos bastante tiempo más tarde. Era como si una nueva oportunidad nos hubiera dado la Vida, aunque parece que aún nos queda mucho por aprender. Contemplé el astro que nos ilumina cada día, pero algo distinto noté, parecía sonreírme. Después todo fue borrado de mi memoria como si nunca hubiera pasado nada, hasta hoy.

*** *** ***

"No hay más batallas, ni más guerras que ganar. Deberíamos desterrar de nuestro léxico estas palabras. Sólo hay desarrollo, crecimiento, evolución, alianza… fusión y... expansión, eterna expansión. Nadie es nuestro enemigo. Todo aquello que nos recuerde que hay otro fuera de uno, que yo soy mejor que tú, que he llegado antes, que soy más inteligente que tú, que soy un privilegiado… un elegido, deberíamos olvidarlo y disolverlo en la nada.
Somos seres únicos, cada uno con un objetivo en cada momento muy particular que hemos de descubrir. Somos un organismo, dentro de otro organismo que está dentro de otro organismo… Podemos cuando así lo deseemos SER CONSCIENTES del Organismo Total, estemos en la “porción” que estemos, y vivir a partir de ese instante la Vida con conocimiento y mucho más importante, con Amor. Con pequeños detalles cotidianos somos capaces de transformarnos y casi sin darnos cuenta todo a nuestro alrededor cambia, éste es nuestro pequeño gran poder."



Con estas palabras me despido de todas y todos los seguidores, colaboradores, de este magnífico blog. No olvidéis que, estemos donde estemos, TODO está conectado y que todo cuanto ES, es Amor. Gracias a tod@s.



Mi eterna gratitud a Jorge por ser como es, abriendo su alma y desinteresadamente compartiendo su energía construyendo un mundo mejor para tod@s; y dejar que pudiera expresarme aquí, un espacio virtual de encuentro con quienes tenemos inquietudes espirituales sin etiquetas, sólo queriendo comprender y cada día ser un poco mejores que ayer.




Ángel khulman


¡Estado Palestino Ya! Un Camino Hacia la Paz


En las próximas 24 horas, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de nuevo para debatir si Palestina debería convertirse en un nuevo estado independiente. Pero algunos países clave están aún indecisos respecto a la votación.

Nuestra campaña a favor de la independencia de Palestina está que arde, y nuestras voces están llegando a los oídos de nuestros dirigentes. Pero necesitamos intensificar la presión urgentemente. Mucha gente cree que no sabe lo suficiente del conflicto como para involucrarse y tomar acción. Por ello, Avaaz ha producido un video corto e impactante que cuenta la historia real del conflicto.

Si somos suficientes los que vemos este video y firmamos la petición, especialmente en países europeos clave, podremos generar una enorme ola de presión pública e influenciar la votación en la ONU. Mira el video, y después compártelo con todo el mundo. ¡Hagamos que esta campaña alcance el millón de firmas!


El mundo tiene una oportunidad única de apoyar, durante la próxima reunión de la Asamblea General de la ONU en septiembre, una nueva propuesta que podría dar un giro radical a décadas de negociaciones fracasadas entre Israel y Palestina: el reconocimiento del estado de Palestina por parte de la ONU .

Más de 120 naciones, desde el Oriente Medio, Africa, Asia y América Latina ya han apoyado esta iniciativa, pero el gobierno conservador extremista israelí y los Estados Unidos están mostrando una feroz oposición. Países europeos clave están aún indecisos, pero un clamor ciudadano masivo podría persuadir a algunos gobiernos a votar a favor de esta oportunidad histórica de ponerle fin a la ocupación y al conflicto.

Durante décadas, las iniciativas de paz impulsadas por los EE.UU. han fracasado, mientras que Israel ha sometido al pueblo palestino, confiscando sus tierras y bloqueando cualquier intento de que Palestina se convirtiese en una entidad política soberana. Esta nueva y audaz iniciativa podría transformar el curso de la historia, pero Europa tiene que asumir un papel de liderazgo. Construyamos un gigantesco llamamiento mundial dirigido a los principales líderes europeos para que apoyen la solicitud de reconocimiento de Palestina como estado, y dejemos bien claro que ciudadanos de todo el mundo estamos a favor de esta propuesta diplomática, legítima y no-violenta.

¡Firma la petición y compártela con todos tus conocidos!

www.avaaz.org

La Copa de Barro




Tomé un poco de agua y barro.
Lo mezclé.
Forma de copa le di.
Sobre el fuego lo coloqué.
Lo llené con mi espíritu
para beber
cada vez que tengo sed de mí.




La Serpiente de Vida y Sabiduría


El caduceo es uno de los símbolos más antiguos. Usted podría conocer mejor este símbolo como la estructura del ADN y la sanación usada por la profesión médica. Desde antigua Mesopotamia, el caduceo presentó dos serpientes entrelazadas (el sistema nervioso central) alrededor de un bastón (la espina dorsal) con las alas (el "cisne") en ambos lados (los dos hemisferios del cerebro, con el círculo en el centro que representa la glándula pineal, o el sol central y centro psíquico interior). También simbolizó la energía del kundalini.
 
Éste era originalmente el símbolo para el creador dios Anunnaki-Sirio, EA, o EN.KI (quién se ha vuelto un Arquetipo), quien era el jefe de los magos, "aquel que sabe," e infame por ser la serpiente del Jardín de Edén que creó el formas de vida en tubos de probeta hace un millón de años junto con su media hermana Ninharsag, a sugerencia de su hijo, Marduk, de crear a los humanos para ser los obreros de los dioses. (El símbolo también está basado en el globo alado representando el planeta Nibiru planetario, el símbolo de la familia real Anunnaki.)
 
Los escritores bíblicos lo llamaron la serpiente sanadora Nehushtan. La palabra hebrea para serpiente es "nahash". La raíz de la palabra son las letras hebreas NunHet y Shin que significan "adivinar". Esto se tradujo a otros idiomas como "satan" que algunos le dicen al “enemigo" o "adversario ".
 
La identidad de Enki, como Señor de Tierra o En la Tierra (EN.KI), también conocido como EA ("de quien la casa es el agua") se refleja en otros nombres, también:

   Adonai
   Ptah
   Aton
   Aten
   Adom
   Adam
   Amen

(La paleontología lingüística es un área maravillosa e inmensa para demostrar estas conexiones.) 
 
El nombre TIERRA viene también de EA/Enki. Realmente, el nombre “la tierra" puede remontarse a Enki (a.k.a. EA), y "el humano" está relacionado a Ninharsag/Ninhursag que era Hathor (la Casa de Horus): HU (Horus) también es un transliteración del EA Sumerio antiguo (la ley de Grimms de cartas intercambiables y sonidos). Si usamos el hebreo, HU quiere decir " ella ".
 
En la India, los "nagas" eran los dioses y diosas serpiente. En las Americas estaba Quetzlcoatl (o Thoth). ¡El mundo entero ha rendido culto a la serpiente por su sabiduría, pero irónicamente, realmente no se trataba en absoluto de serpientes - a menos que usted sienta que usted tiene que adivinar "de lo que implica la serpiente! ¿Por qué se escogió la serpiente? Por su destreza, su habilidad de sobrevivir en el más áspero de los ambientes, y, de nuevo, su forma que se parece al flujo de energía a la espina dorsal - al chakra de la corona, y al tercer ojo. La serpiente se despoja de su piel y renace. La serpiente es diestra. Y quizás porque instiló un pedazo de cautela natural o intimida en las personas. ¿Era Enki realmente una serpiente? No literalmente. Él tiene diferentes apariencias.
 
La serpiente siempre representa sabiduría espiritual, vida y curación. Se atribuyeron los primeros símbolos de serpientes a Enki y luego a Ninhursag. Sin embargo, la historia de la serpiente convirtiéndose en un símbolo del mal comenzó con las guerras entre Enki y su hermano, Enlil (después conocido por el nombre "Alá"). Estos conflictos comenzaron con desde el nacimiento y tenían que ver con la primogenitura al trono real de la civilización Nibiruana en la que su padre, Anu, era el líder y engendró a Enki y a Enlil. Hubo un tiempo en que Anu sentía que Enki era el único salvador del pueblo Anunnaki (debido a su sabiduría y habilidades mágicas) ("Enuma Elish").

Esta historia se reflejó después en Caín y Abel, y todas las historias de hermanos que compiten para el poder, favoritismo y herencia a lo largo de sus tiempos. El enojo de Enlil con Enki causó que éste torciera la verdad acerca de la maldad de la serpiente, lo que después se volvió lo que usted conoce como la historia en la Biblia. ¡Quien usted piensa que es Satanás, no lo es en absoluto, sino que AL CONTRARIO!
 
Aunque existía amor entre Enki y Enlil, ellos, a menudo no veían las cosas de la misma manera, sobre todo cuando se trató de apoyar a los seres humanos. Enlil nunca tenía paciencia o compasión para los humanos, y en varias ocasiones, como el ejemplo de Sodoma y Gomorra, él literalmente los aniquiló con bombas atómicas fuera de existencia. Él intentó esto de nuevo durante el tiempo del Gran Diluvio, pero Enki (y aquéllos que lo apoyaron) tomó la acción veloz para alertar a los Noe alrededor del planeta de los peligros venideros. Algunos Anunnaki ultrajaron a Enki por hacer esto, pero vieron que tenían muy poca opción para finalmente llevar a cabo el rescate. Anu apoyó la de la humanidad.
 
La situación en el Jardín de EdénEnlil estaba furioso que Enki les permitiera a los humanos tener acceso al conocimiento, a la mezcla de los genes Anunnaki con los genes humanos, poniéndose, por eso, mas "a la imagen de los dioses” e igual a los Anunnaki. Para vengarse de Enki, y en el esfuerzo por recobrar su poder sobre de los humanos, Enlil juró empañar la reputación de Enki extendiendo la idea que la serpiente de la sabiduría era mala. Enlil intentó limpiar fuera del conocimiento del ADN que Enki dio a los humanos, y de lo que los Anunnaki usaba para tener longevidad (el oro).
 
Sin embargo, Enlil no tuvo éxito completamente porque la mayor parte del plan de Enki había funcionado. Después, durante siglos los humanos intentaron reproducir la invención del oro usado por los dioses para mantener su juventud y salud, y aquéllos con el conocimiento pudieron fabricar suplentes durante algún tiempo. Pero, mucho también tenía que ver con el contenido del ADN del individuo.

Mientras mas puro fuera el ADN Anunnaki, mejor oportunidad se tenía de tener la longevidad, etc. Entonces, combine el ADN con el despertar espiritual al cuerpo, sangre, y espíritu con los suplementos nutritivos, y cada humano sabrá quiénes son ellos - los jardineros, y guardianes de la Tierra, no los dueños. Los humanos están aquí para mantener la belleza, armonía y equilibrio que nos fue concedido a nosotros después de que la Tierra fuera creada. Nosotros no debemos interesarnos solamente en nosotros.
 
¿Por qué Adán comió del Árbol del Conocimiento y no del Árbol de Vida? Sin entrar en complejos detalles, Enki simplemente me dijo: "Con el Árbol del Conocimiento, los humanos tienen la oportunidad tenía que deducir todo por sí mismos con el tiempo, a ser iguales a los Anunnaki. Si ellos sólo hubieran comido del Árbol de Vida, ellos vivirían pero no hubiesen sido más sabios". El Jardín de Edén, a propósito, era un lugar literal, pero también una metáfora genética.
 
Enki supo que si Adán (Adapa) hubiese comido del otro árbol, no aseguraría sabiduría ni evolución espiritual. En cambio, produciría a un humano primitivo que vive eones probablemente sin evolucionar. La historia de esto, traducida de los textos babilónicos antiguos es muy interesante con la confusión de Adapa sobre a quien creer, y cual comer. Resultó comiendo "la cosa equivocada", pero realmente era la cosa correcta, por lo que se refiere a términos de ADN que eventualmente devolvería nuestra espiritualidad de donde vino, y les recuerda a las personas que cuiden la Tierra, que no fue creada por los extraterrestres sino por Dios.
 
La batalla entre los hermanos continuó hasta el tiempo de las guerras de la pirámide y el Éxodo. El asunto con el caduceo también fue una de las herramientas de Moisés'. La serpiente, para los hebreos representaba la salvación y la sabiduría. El bastón de cobre en forma de serpiente de Moisés fue a menudo utilizado por su hermano, Aaron, se hizo famoso por realizar milagros. Otra conexión entre el bastón y las serpientes ocurrieron durante el Éxodo cuando el bastón fue visto transformarse en serpientes. Aaron era el alto sacerdote, y había estado entrenado en la magia.

Él y Moisés recibieron instrucciones de una colectivo de esa familia principal Anunnaki (quién le enseñó el alfabeto a Moisés). ¿No es esto interesante, que durante el Éxodo, se tomó el nombre Jehovah, YHWH, y comenzó a desaparecer el nombre de Adonai? Esto fue en el momento en el que Enki partió de la Tierra y Marduk se volvió el líder de la familia de Enki. A la familia de Enlil se le dio el Sinai (expropiado a Ninharsag) y el hijo de Enlil, Sin, fue el nuevo gobernante. Su símbolo es la luna creciente (qué se volvió el símbolo para el Islam).

Por suerte, la herencia del caduceo se mantuvo viva. En algunas versiones el bastón es representado con un disco solar o incluso con una luna creciente. Nisaba, una de las hijas de Enki, también sostuvo a un bastón similar cubierto con un "ankh" (cruz egipcia). Para algunos, el bastón simbolizó a Hermes/Mercurio.

A lo largo del tiempo, diferentes civilizaciones en la India, en las Americas, Grecia, Egipto, incluso las grandes escuelas de misterio y sociedades secretas lo han usado y renombrado. En la Cristiandad, el arcángel Miguel estaba asociado con este bastón. Las sirenas se volvieron el bastón para dos serpientes que ellas sostenían en sus manos. Se consideraba que este bastón era tan poderoso que pudo levantar a los muertos.
 
El símbolo del caduceo se transfirió más tarde a una contraparte de Enki, Ningishzida (Thoth), el dios curativo, y luego a otros de su familia porque era un código para el linaje de la herencia de Enki. De este símbolo de la serpiente, el poder fue transferido al símbolo del dragón que continuó manteniendo el conocimiento. El dragón era "divino". Ésta es una razón por qué nosotros decimos que nosotros somos de "herencia divina".

Usted verá una versión del caduceo como disco solar alado en el Egipto Antiguo, que incorporó el conocimiento de la divinidad de uno y el alma eterna en el tercer chakra del ojo, junto con el conocimiento tradicional de lo que simbolizaba.
Por consiguiente, usted verá este símbolo sobre los arcos y entradas en los templos y las estructuras reales para recordar a aquéllos que entran quiénes son ellos realmente. Y esto no sólo significa la conexión de ADN a los Anunnaki, pero también el alma-ser divino que viene de la Fuente (Dios). El símbolo de la Isis alada representa la diosa madre hembra original, Ninharsag, y la conexión de sangre en humanos nacidos que se aparearon con " los dioses, " aquéllos que vuelan como un espíritu libre.
 
Cuando usted ve el caduceo, sepa que usted está activando su propia memoria genética y está viendo su herencia. Cada uno de ustedes sostiene dentro el ADN, en grados variantes, la sabiduría de los Anunnaki y de la Fuente (DIOS). Desde Enki y Ninhursag, han habido otros seres de fuera del planeta que agregaron su propio ADN a las especies humanas.

Así que, todos ustedes son una mezcla - y todos una familia de Un Dios. Dentro de usted está la conciencia con que usted puede liberarse a través del AUTO-conocimiento y puede REGRESAR AL JARDÍN.
Gentileza de Jorge E. Morales H.
Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

Book Trailer "el secreto de tiamat"


https://elsecretodetiamat.blogspot.com/

Disponible en formato digital (Epub).